5 de noviembre de 2015

Diario de Jerez

FRAN PEREIRA JEREZ

La peña Tío José de Paula inaugura esta noche a partir de las 21 horas una de las propuestas basada en la docencia flamenca con mayor solera, su Curso de Enseñanza de Cante Flamenco, que alcanza su decimonovena edición y que cuenta con más de 60 inscritos. Por sus sedes han desfilado muchos de los grandes nombres de la flamencología, desde Ríos Ruiz a Juan de la Plata pasando por Manolo Naranjo, Antonio Murciano o Angelita Gómez, nombres que en un primer momento tuvieron como ilustrador de cante a Manuel Soto ‘Sordera’, posteriormente a José Vargas ‘El Mono’ y desde 2011 a Joaquín Fernández Soto ‘Joaquín el Zambo’. Eso sí, siempre con la sonanta de Antonio Higuero, que ha participado en él desde su creación a mediados de la década de los noventa.

Esta XIX edición será inaugurada por la italo-suiza Sophia Quarenghi, que se convierte así en la primera extranjera en tomar parte en el ciclo. Instalada desde hace 13 años en Jerez, la violinista hará un recorrido por un instrumento, el violín, que poco a poco se ha convertido en un apéndice importante en el flamenco.

‘La evolución del violín en el flamenco’, como se titula la conferencia, “nace tras estrenar mi espectáculo, ‘El arco flamenco’, y a partir de ahí me planteo dónde están los orígenes del violín en el flamenco”, asegura.

Para encontrar una respuesta a todas esas incógnitas, Sophia ha contado con el apoyo de gente como “Luis Súarez Ávila, Juan Salido o Domingo Rosado que me han ayudado a conducir mi investigación y preparar la conferencia”.

A lo largo de todo este tiempo “esperaba encontrar violines en muchas épocas, pero realmente no hay nada hasta que se firma la pragmática de Carlos III en 1783, cuando a partir de ahí aparecen lo que Luis Suárez Ávila denomina géneros cultos popularizantes paralelos al flamenco, es decir, las tonadillas en el siglo XVIII o los aires andaluces en el siglo XIX, y ya en el siglo XX, donde aparece la ópera flamenca, la canción española y artistas como Manolo Caracol. En la segunda mitad del siglo XX aparece lo que se denomina como el nuevo flamenco, donde ahí sí el violín cobra su máxima expresión en el flamenco”.

“Lo importante es que mi charla llegue al corazón, porque sé por experiencia que el flamenco puede cambiar vidas en todo el mundo. Lo ha hecho en Japón, en México, Estados Unidos…Sé de mucha gente que viene aquí y se engancha, como me ocurrió a mí, que tenía una vida tranquila en Suiza como médico psiquiatra, pero el flamenco me lo cambió todo, tiene mucho poder”, continúa.

Para Quarenghi, esta oportunidad “que me ha dado la peña y en especial Ana Fernández y Joaquín El Zambo es un privilegio para mí porque Tío José de Paula es una entidad con mucha solera”.

Desde una perspectiva distinta al resto, la violinista considera que Jerez “tiene todavía mucho partido que sacar al flamenco. El flamenco aquí vive, es autosuficiente y tiene su propia dinámica y creo que se debe explotar más, el ejemplo más claro es el festival”.

La conferencia de Sophia Quarenghi será la primera de tres, pues para el jueves próximo está prevista la de David Montes, director de Flamencomanía, que hablará sobre las colombianas. Cerrará el curso, Juan Garrido, de la web especializada en flamenco jerezjondo.com, que disertará sobre la seguiriya.

http://www.diariodejerez.es/article/ocio/2147920/sophia/quarenghi/inicia/hoy/curso/ensenanza/tio/jose/paula.html